domingo, marzo 26, 2006

No recuerdo


se me escapa la memoria
_la dejo tirada sobre el solario
del te amo que un día
estampaste en mi

y al quedar vacía de recuerdos
_lamo la herida infringida
sin que el dolor me agobie
sin que sienta
(¿acaso sentiste tú?)
la daga que atraviesa
mi corazón desprendido

se me escapa la memoria
mi vientre arde de no sé cuál
añoranza
-quizás alguna vez
fue volcán en erupción-

y tú
Vulcano fraguando en su fuego
el éxtasis de un ¡ay que me muero!

se me escapa la memoria
la piel juega sus juegos

y yo
vago en la inconsciencia
de no saber si vivo
o si estoy muerta

Migdalia b. Mansilla R.
Fecha: cuando no sé, cuando no recuerdo y entonces...la piel me grita.
Marzo 25 de 2006

4 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Querida Migdalia, gracias por invitarme a visitar este precioso rincón donde tus sueños se iluminan con esos versos tan entrañables a mi sentir.

Veronika' s World dijo...

Cuando la imposibilidad de recordar se hace carne y toma forma, la única verdad es la de estar muerto en vida, la de no ser nadie, la de estar vacío.
Recuerda mejor. Es mejor recordar el dolor, guarecerlos, guardarlo, atesorarlo, porque el dolor como otras sensaciones, es la señal irrevocable de que estás viva.

Migdalia B. Mansilla R. dijo...

Gracias Catalina Y Vero por su visita y sobre todo, por dejar cosntancia de ella.
Besos a las dos.
Migdalia

Raiza dijo...

Querida Mig, entro a este tu blog y me encuentro con mas belleza , de esa a la que nos tienes acostumbrados a quienes admiramos el resultado de tu ingenio y tu inspiración. Un abrazo...Raiza