martes, mayo 30, 2006

Se quebraron las horas



Se quebraron las horas



se borraron los números
de las horas marcadas
en el reloj que cuelga
en la oquedad del tiempo

se acabó la sonrisa
se murió la alegría

quedó quieto
en el minutero
el segundo siguiente
que no llegó a nacer

se terminó la historia
que escribíamos los dos
-se puso el fin antes
de la última línea-

se partió en dos la vida

se quebraron las horas
se murió el amor


Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: cuando las horas pasan sin darse cuenta del tiempo.
Octubre 18 de 2005

2 comentarios:

Adrenaluna dijo...

El amor no termina... solo cambia de dueño.... lo malo es que cuenta dejarlo en brazos de ese otro cuando ya lo has dado aqui.... pero se debe... Abrazos

Veronika' s World dijo...

Ayer, precisamente, se acabaron las sonrisas y se murió la alegría (la poca alegría que me quedaba); pero la vida es así y las horas se quedan estancadas en la tristeza, en el dolor, en el "no entender" lo que sucede porque es imposible comprenderlo, como si sucediera en un idioma desconocido.

Se partió la vida en más de mil pedazos, y las horas se quedaron sumergidas en mares de lágrimas azules...

EL reloj cuelga en la oquedad del tiempo y yo permanezco ahora en el limbo, esperando la luz que nunca llega...


Verónica