martes, febrero 20, 2007

Oquedal



Oquedal



Busqué el camino solitario,
el trozo de mí donde el dolor
se hizo brasa, tizón encendido.
Navegué por ríos de cauces muertos,
encontré en un estuario,
a la palabra enloquecida de cara al sol.
Construí mi casa sobre un árbol seco,
fui brisa estancada,
lluvia huida en nubes blancas

y ahora,
en el remanente pérfido del tiempo,
los días transcurren
como el rabadán de las llamas
que convertirán en cenizas,
los gritos del adiós
en mi oquedal interior.

Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: Desde que soy, además de sonrisa, una lágrima.
Febrero 11 de 2007

4 comentarios:

;* dijo...

aaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhh

Veronica dijo...

"en el remanente pérfido del tiempo,
los días transcurren
como el rabadán de las llamas
que convertirán en cenizas,
los gritos del adiós
en mi oquedal interior."


... y me quedo con estas palabras que en este preciso momento encajan en mi alma como espinas...

Anónimo dijo...

poesía intimista, lo primario es el momento fundido a la memoria del mismo/ migdalia nos habla cuando se mira
cariños
me

lola dijo...

Este poema cala hondo , Migdalia , lo siento lleno de fuerza.
Besos
Lola