lunes, julio 14, 2008

Mayéutica (Monólogo trasnochado)


Mayéutica




"...y la ¿mayéutica para qué?
díme ¿para qué?"
Elisabet Cincotta

parece un examen de secundaria
un repaso a la historia universal
el francés que el Profesor Corvacho
nos hacía repetir hasta ahogarnos
por lo galo y gutural
las declinaciones en latín
y Sócrates sólo sabiendo que nada sabía


y nada sé de esta mayéutica que me mata
porque si el conocimiento esta en mí
¿dónde la pregunta salvadora para saber de ti?
te amé sin saberte
siguiendo un extraño impulso de aceptar tu viaje
en un vuelo sin paracaídas
lo que no sabía era
que el boleto caducaba a los quince días
con la buena suerte -a bien visto-
que no se abrió puerta alguna de la nave voladora


si he de ganarme algún concurso en esta vida
es el de ser la idiota universal
porque todas las señales tuve
y sin embargo/ aún así/inocente en la vejez
creí en el renacer de lo que daba por perdido


hoy/sorprendida/rara
siento a nadie amé
porque nadie fue real ante mis ojos
sólo una quimera de mi mente
un alguien que alguna vez -creo yo-
tuvo una voz que me insistía en que le diera el sí


mas/ a pesar de sus te amo
te beso y te hecho de menos
(correspondidos por demás
que no hay que ser mezquina)


yo siento
muy dentro de mí
que razón hay para el olvido
y el despedirse de ese amor
en el todo llegar y todo pasar
porque ya ni tan siquiera
al brotar de mis ojos
-ante algún tropiezo del recuerdo-
me duelen las lágrimas
que antes me quemaban
con mayéutica o sin ella












Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: una historia personal, sin derechos reservados.
Julio 14 de 2008

















11 comentarios:

Mujer Versus Mujer dijo...

Disfruté como siempre de tu escrito. Muy buen poema-monólogo. Me gustó mucho el juego del mismo.
Abrazo, Mara

Mundo Interior dijo...

es un gusto siempre leerte. Tus palabras desnudad el alma en éste poema.

Un abrazo

Elisabet Cincotta dijo...

Gracias Mig, por las tantas trasnochadas.
Este poema lleva varias lecturas. Más preguntas y varias respuestas. La resolución que le das es brillante, hay de todo un poco tal como es tu sensibilidad.
besos
Elisabet

Catalina Zentner dijo...

Bueno, no deja de asombrarme el constante crecimiento de tu poesía, la originalidad del enfoque, los giros que son verdaderos hallazgos.
Un encuentro con la buena poesía es motivo de grata celebración.
Un abrazo,

Anónimo dijo...

No te quejes Migdalia,te quisieron y amaste, lo que pasa és, que las cosas no salen como una quiere. Yo con la edad( como he leido en algun sitio) he aprendido que no puedo esperar a que me quieran, pero yo si puedo querer a quien me de la gana,jajaja, la última palabra es mía. Un fuerte abrazo. Lola Calzada

Yeli dijo...

Hermoso y profundo. Pasé a saludar y volveré a visitarte.
Un abrazo
Yeli

María del Carmen dijo...

Muy buen escrito, buen comienzo del relato, y buen descenlace y el para que? yacente... siempre ahí y en todo-.............!

muy buen post!

le invito a visitar mis blogs

www.panconsusurros.blogspot.com

www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com

www.walktohorizont.blogspot.com

www.newartdeco.blogspot.com

www.cuerposanaolamacalma.blogspot.com

le saludo y dejo mi paz mary carmen

Catalina Zentner dijo...

Hola, poco a poco retomo cierto atisbo de normalidad para actualizar, visitar y agradecer a quienes acompañan mis momentos, no siempre coloridos.

Como siempre, tu poesía tiene alas, leerla otra vez me abre nuevas ventanas a la imaginación.

Angela Teresa Grigera dijo...

Siempre es un placer leerte, hacia tiempo que no podia pasar, pero hoy pude hacerme el tiempo.
Un saludito desde Argentina

Anngiels

www.enmemoriadetuamor.blogspot.com

[^Italian_Angel^] dijo...

Queprofundo el sentimiento que se vierte entre estas palabras.
La tristeza, la desolacion.

Tal vez es inocente mi palabra ante la sabiduria de los años, pero no creo que haya que desilusionarse del amor.. Nunca..

Como siempre, el juego de las palabras, mas alla de su significado, es genial, cada dia mejor.

Un gusto pasar por aqui..

julia del prado morales dijo...

Mig querida, leyendo tus versos, en tu sentir de amor y desamor; de dudas y tormentos. Besos del alma, Julia