sábado, mayo 30, 2009

Sobreviviéndonos II


Sobreviviéndonos II



¿Por qué será
que en cada adiós mi alma se transmuta,
se rompe como un cristal muy fino
en tantos pedazos que se hace imposible el renocerla?


¿Será porque la pasión calcinante,
aún no deja sábanas revueltas en un lecho húmedo,
con tu aroma y el mío?


¿Será porque aún no sé del color de tus ojos,
ni de la suavidad de tus manos?


¿Será , porque siento en esta horfandad de ti,
que le escribes siempre a otra y nunca a mí?






Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: tocando las puertas de junio.
Mayo 30 de 2009

2 comentarios:

Navegante Del Alma dijo...

Intenso, muy bello, con esa tristeza llena de fuerza.
Me gustó pasar por aqui, soy uno de tus seguidores y te leo siempre aunque no siempre deje huella.
Besos de junio ya llegado.

Jorge Luis dijo...

Hada de las Letras, ¡cómo me gusta este poema! Sos grande, no tengo dudas.

Besos en la frente y seguí regalándonos tu talento, dejándonos una ventana abierta a tus sentimientos.