jueves, junio 14, 2007

Cuarta carta para ti


Querido mío: 


este sábado lleno de luz, se viste de nostalgias. Pero, ¿cómo hacer para no verse arropada con ellas, con las infinitas nostalgias , si de recuerdos está llena la vida?


Transitamos por los senderos marcados desde antes de nacer a este mundo, llenos de escollos y avatares. Sorteamos todo cuanto va apareciendo, van quedando heridas, cicatrices, huellas o sólo la caricia del roce de unos labios o la remembranza del clímax sentido en la cúspide del amor de hacer. Todo se resume a un compendio de nostalgias, que nos hacen sonreír o secar alguna lágrima.


Amor querido, hoy, este sábado lleno de luz, se viste de nostalgias, al releer los versos que escribí y escribo alguna vez, en el todo de mi ser.


De ti siempre, dejándote besos,



Migdalia Beatriz.

Mayo 05 de 2007

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Poemas con melodía dijo...

Mig, estas cartas son hermosas, amor, nostalgia y desarraigo del amor, la búsqueda de un lugar común que reúna dos almas y esa necesidad de decirle al otro cuánto fue y cuánto no es.
Elisabet

8:46 PM

Anónimo dijo...

Selva sombra dijo...

Gracias mi querida amiga, por esta visita y es dejar siempre tu parecer y percepción.
Besos,
Migdalia

5:27 AM

Anónimo dijo...

María Elena Ponce dijo...

Mi querida Migbe migdalia que gusto encontrarme con tus letras siempre tan hermosas.

Dejo mi hulla en tu espacio

Un beso

María Elena Ponce

3:44 PM

Mariona dijo...

La vida está llena de cicatrices y cada una representa algo en nuestras vidas ¡Hermosísima! Mariona